El blog Reflexiones y sentimientos está hecho con mucho cariño e ilusión a partir de citas, pensamientos, frases y vivencias. En la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven como meditación ante aquella situación que parecía un problema insalvable, nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos. Mi consejo es invitaros a leer las reflexiones muy poco a poco, incluso sólo una cada vez, para poder saborearlos y asimilar así mejor su enseñanza.

Náyade García

Tu felicidad depende de ti mismo...


A veces la vida es dura, pero si la sentimos cruel quizás debiéramos mirar nuestro interior. Tenemos sobrada capacidad para ser fuertes, reponernos y decidir ser felices a pesar de todo.

 Yo decido ser feliz,tú también puedes hacerlo.

Piensa que lo único que NADIE te puede quitar es la libertad de tus pensamientos y sentimientos. Te pueden controlar todo, menos tu manera de pensar o de ver las cosas. Eso es algo que sólo te pertenece a ti.

En ti está el poder elegir como quieres estar. Es necesario enfrentarse a los miedos, con una realidad que muchas veces no tiene nada de bonito, pero al hacerlo eso nos ayuda a definir cual será la respuesta que demos antes la situación. Sólo tú sabes cual será la respuesta a todos tus miedos.

Pero hay algo que está a tu favor: que TODO depende de ti, tú sabes como resolver la situación, sólo tú.

 En la vida se pasa por muchas situaciones de dolor, de buenas y malas experiencias, ausencias de los que amamos y que hoy ya no están a nuestro lado.

Muchas son las lágrimas que se derramaron o que aún brotan. Humillaciones y sufrimientos habremos pasado por la vida, pero a pesar de todo lo negro que sea vea el panorama, la DECISIÓN es tuya, puedes cambiar tu entorno y pintarlo con los colores que desees.

 Tú decides,la elección es tuya. Si sólo ves un mundo frío y gris, es porque tú quieres que sea así. Cambiar depende de ti, nadie puede vivir la vida por ti, tenemos libertad de pensamiento, libertad para hacer o dejar lo que nos viene mal.

 Tu felicidad depende de ti mismo.

 Es nuestro tiempo, es nuestro mundo, no vivas una vida que no quieres, DECIDE. No caigas en los errores de aquellas personas que nunca nada cambian, puede que algunas cosas en la vida nunca cambien, pero tú puedes hacerlo, PUEDES SI QUIERES.

 Si por alguna razón estás viviendo alguna pena, tristeza o frustración, ¡tú puedes decidir cómo reaccionar ante eso que te ocurre! Si quieres, hoy mismo puedes sentir celos, ira, hostilidad, miedo, culpa, preocupación, vergüenza o resentimiento.

Todo esto lo puedes sentir si así lo decides. O TAMBIÉN puedes sentir tranquilidad, esperanza, fe, amor, alegría y otros tantos sentimientos que te den estabilidad cuando decidas pensar en forma optimista y positiva.

 Date cuenta de que lo que te sucede no es lo que te afecta, es el cómo reaccionas ante esas situaciones.

 Durante los próximos días ten esto en tu mente, y repítete ante el espejo que sólo DEPENDE de ti decidir cómo sentirte, porque cuando tienes la capacidad de ELEGIR, también puedes enfrentar tus problemas.

Dentro de ti están las soluciones.

  DECIDE ser feliz, te lo mereces, no dejes que nadie te robe tus sueños y felicidad.

Sólo tú puedes escoger como será tu vida. Te pueden ayudar, pero TÚ DIRIGE TU PROPIA VIDA. 

 La felicidad está dentro de ti. Tienes capacidad de ELEGIR. 

 Alguien como tú es capaz de esto y mucho más...

  SÉ FELIZ.


Imprimir esta entrada

En las manos del mejor alfarero...



Se cuenta que en Inglaterra había una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Al entrar en una de ellas se quedaron prendados de una hermosa tacita.

¿Me permite ver esa taza? preguntó la señora, ¡nunca he visto nada tan fino!

En las manos de la señora, la taza comenzó a contar su historia:

- Usted debe saber que yo no siempre he sido la taza que usted está sosteniendo.Hace mucho tiempo era solo un poco de barro. Pero un artesano me tomó entre sus manos y me fue dando forma.

Llegó el momento en que me desesperé y le grité:

¡Por favor, ya déjeme en paz!

Pero él sólo me sonrió y me dijo: Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Después me puso en un horno.

¡Nunca había sentido tanto calor! Toqué a la puerta del horno y a través de la ventanilla pude leer sus labios que me decían:

Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Cuando al fin abrió la puerta, mi artesano me puso en un estante.

Pero, apenas me había refrescado, me comenzó a raspar, a lijar. No se cómo no acabó conmigo. Me daba vueltas, me miraba de arriba a abajo.

Por último me aplicó meticulosamente varias pinturas. Sentía que me ahogaba.

Por favor déjame en paz, le gritaba a mi artesano; pero él solo me decía:

Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Al fin, cuando pensé que había terminado aquello, me metió en otro horno, mucho más caliente que el primero. Ahora si pensé que terminaba con mi vida.

Le rogué y le imploré a mi artesano que me respetara, que me sacara, que si se había vuelto loco. Grité, lloré; pero mi artesano sólo me decía: Aguanta un poco más, todavía no es tiempo.

Me pregunté entonces si había esperanza. Si lograría sobrevivir a aquellos tratos y abandonos. Pero por alguna razón aguanté todo aquello.

Fue entonces que se abrió la puerta y mi artesano me tomó cariñosamente y me llevó a un lugar muy diferente.

Era precioso. Allí todas las tazas eran maravillosas, verdaderas obras de arte, resplandecían como solo ocurre en los sueños.

No pasó mucho tiempo cuando descubrí que estaba en una fina tienda y ante mi había un espejo. Una de esas maravillas era yo.

¡No podía creerlo! ¡Esa no podía ser yo!

Mi artesano entonces me dijo:

- Yo sé que sufriste al ser moldeada por mis manos, mira tu hermosa figura. Sé que pasaste terribles calores, pero ahora observa tu sólida consistencia, sé que sufriste con las raspadas y pulidas, pero mira ahora la finura de tu presencia. Y la pintura te provocaba nauseas, pero contempla ahora tu hermosura.

Y, ¿si te hubiera dejado como estabas?

¡Ahora eres una obra terminada! ¡Lo que imaginé cuando te comencé a formar!

Tú eres una tacita en las manos del mejor alfarero: Dios.

Disfruta tu café...



Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor.

Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable 'stress' que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café, fue a lacocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal, unassencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas...

Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y sesirvieran un poco del café recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo:

'Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress.'

Continuó: 'Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos.Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de losdemás.

Ahora piensen en esto:

La vida es el café.

Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma ysoporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos.

A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café.

¡Disfruten su café!

La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo:

* Vivan de manera sencilla.
* Tengan paz.
* Amen y actúen generosamente.
* Sean solidarios y solícitos
* Hablen con amabilidad.

 Recuerden que... la persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos .....

DISFRUTA TU CAFÉ............

CUANDO CREÍAS QUE YO NO ...



Un mensaje que todo padre y adulto debe leer porque nuestros niños están atentos a lo que hacemos , no a lo que decimos.

Cuando creías que yo no te estaba mirando....
...te ví colgar mi primer dibujo en la nevera y corrí
a hacer otro.....


Cuando creías que yo no te estaba mirando...
...te vi poner alimento en la tacita del gato y aprendí que
es bueno cuidar a los animales........


Cuando creías que yo no te estaba mirando...
...vi lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas
veces las cosas duelen, pero que está bien llorar...


Cuando creías que yo no te estaba mirando...
...te vi hacer mi postre favorito y aprendí que las cosas
pequeñas son las que hacen la vida especial....


Cuando creías que yo no te estaba mirando...
...te escuché hacer una oración y supe que hay un Dios
al que siempre puedo acudir y aprendí a confiar en Él...


Cuando creías que yo no estaba mirando...
...te sentí darme el beso de las buenas noches y me sentí
amado y protegido.....


Cuando creías que yo no estaba mirando...
...te vi preparar un plato de comida y llevarlo a un amigo
enfermo y aprendí que todos debemos cuidar unos de otros...


Cuando creías que no te estaba mirando...
...te vi dar de tu tiempo y tu dinero para ayudar a gente
que no tenía nada y aprendí que los que tienen deben
ayudar a los que no tienen...


Cuando creías que no te estaba mirando...te vi cuidar
nuestra casa y de nosotros y aprendí que debemos cuidar
lo que nos ha sido dado.


Cuando creías que no te estaba mirando...
...aprendí de ti las lecciones de la vida que necesitaba :
como ser una persona buena y productiva...


te miré y quise decirte:..

“GRACIAS POR TODAS LAS COSAS QUE VI CUANDO CREÍAS QUE YO NO TE ESTABA MIRANDO.

Todos nosotros , padres , amigos, influimos en la vida de los niños que tenemos a nuestro alrededor. Seamos un ejemplo para ellos.

Imprimir esta entrada

El amor nace con una sonrisa




El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lagrima. Duele amar a alguien y no ser correspondido, pero es más doloroso amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes, tal vez Dios quiere que conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo.

Una de las cosas mas tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir. Cuando la puerta de la felicidad se cierra otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo aquélla que se cerró, que no vemos la que se ha abierto enfrente de nosotros. Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no se sabe lo que hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que te amará, pero no esperes que te ame; solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece, se feliz por que creció en el tuyo.

Hay cosas que te encantaría escuchar y que nunca escucharas de la persona que te gustaría que te las dijera, pero no seas sordo para no escucharlas de aquélla que las dice de su corazón. Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que ya no la amas si no la quieres dejar ir.

El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, a aquel que cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado, y aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.

El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos y no tratarlos de voltear a nuestra propia imagen, por que entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos. Ve por alguien que te haga sonreír, porque toma tan solo una sonrisa para que una noche oscura brille como la mas radiante estrella, espero que encuentres a aquélla persona que te haga sonreír.

La brillantez del futuro siempre esta basado en un pasado olvidado, no puedes ser feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos y los dolores de tu corazón y vayas de la mano de Dios.

Cuando tu naciste, tu llorabas y todos sonreían, vive tu vida de tal forma que cuando mueras, tu sonrías y todos a tu alrededor lloren.

Abre las ventanas de una nueva vida...


A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando muchas cosas, penas, alegrías, tristezas, nostalgias y amores que un día fueron todo en nuestra vida y hoy por las razones que sean han quedado en sólo eso: recuerdos.  Esas mochilas con las que vamos cargando todos los días hacen que todo pese más de lo debido, por lo que convendría descargarnos de muchas de esas frustraciones y desamores para que caminemos por la vida sin tanto peso.
 ¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que sólo nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos todas esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos? Debemos soltar, aprender a no cargar con tantas tristezas sobre los hombros, al final te queda el cuerpo cansado, tu vida aniquilada, sin fuerzas. A veces vamos por la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no se hizo, en sueños abandonados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás.
 Pero por mucho que duela, esas cosas que quedaron atrás están en su lugar correcto, el pasado. Hay que dejar esas cosas atrás, en el pasado, dejarlos ahí.
No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras. La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende cuanto pese la mochila con la que cargas. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila.
No es bueno ir ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas que no se lograron; al contrario trata de sacar y dejar que el viento se lleve esos dolores que nos hace pedazos el corazón.
 Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida.
Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…
 Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal.
 Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila. No sufras por quien no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste.
Si acabaste sintiendo un vacío, no importa, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida. Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos.
 No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar. Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar.
Puedes ser feliz, lo vas a lograr, ten buena actitud y un día te verás caminando ligera y abierta a las ventanas de una nueva vida.



Imprimir esta entrada