El blog Reflexiones y sentimientos está hecho con mucho cariño e ilusión a partir de citas, pensamientos, frases y vivencias. En la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven como meditación ante aquella situación que parecía un problema insalvable, nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos. Mi consejo es invitaros a leer las reflexiones muy poco a poco, incluso sólo una cada vez, para poder saborearlos y asimilar así mejor su enseñanza.

Náyade García

Etapas en la vida

En la vida tenemos tiempos ,épocas, o solamente etapas que uno pasa y cada una de ella te enseña algo pero en ese peregrinar hay cosas que vas dejando atrás y la razón es simple debemos hacer espacio para que las cosas nuevas las experiencia , el conocimiento, etc. pueda entrar a nuestras vidas y podamos entender el por que de las cosas.


La pausa...la música...la vida...



En una pausa no hay música, pero la música se produce con ella.

 En la melodía de toda nuestra vida, la música se interrumpe aquí y allá por las pausas y pensamos tontamente que hemos llegado al fin de la melodía.

 ¿Cómo lee el músico la pausa?

 Mírale mover el compás con un cálculo invariable y pasar a la nota próxima con tal precisión y firmeza como si no hubiese habido interrupción alguna.

 Es nuestro deber aprender la melodía y no desmayar en las pausas. Ellas no tienen que ser pasadas ligeramente por alto, ni ser omitidas, ni para destruir la melodía ni cambiar la nota tónica.

 Si nos decimos con tristeza: No hay música en una pausa, no olvidemos que con ella se produce.
 El hacer música es un proceso lento y penoso en esta vida.

 Enfermedades, proyectos que se paralizan, interrupciones en nuestras tareas que nos hacen dudar si podremos continuar, ausencias que nos congelan, seres queridos que desean partir y que nos hacen sentir que la vida se quebró...

 Pausas... Muchas pausas y luego la melodía sigue. A veces no tan afinada, otras llena de fuerzas...

 Una canción que por momentos tiene estrofas del Himno a la Alegría y en otros de la Canción del Adiós...

 De pausa en pausa la música sigue y con el tiempo llega a convertirse en la mejor sinfonía. Notas que van y vienen y a veces salpican...

 Y en éso nuevamente una pausa interrumpe nuestra obra...

 Podemos decidir dejar de componer esta canción de la vida o podemos en esas pausas buscar los acordes mejores para seguir cantando, fuertes, sin que nos tiemble la voz, con ansias, aún cuando por momentos nuestra melodía pueda parecerse a un grito...

 Quizás algunas personas puedan componer su obra sin reparar demasiado en ella en cambio el mejor músico es el que logra encontrar en cada pausa la esencia que le permite componer un himno a la vida.


Imprimir esta entrada

Carta a un hijo....


No prometo, hijo, impedir que tropieces, ni estar pegado a ti para asistirte en la caída. Te estorbaría mi excesiva protección, y te haría extremadamente dependiente. Pero prometo estar ahí, para cuidar tus raspones.

 No prometo, hijo, heredarte mi experiencia. No podría ser tuya. Tendrías que adquirirla en carne propia. Pero prometo estar disponible cuando solicites mi consejo.

 No prometo, hijo, solucionar tus problemas, aunque lo haría todo por ti. La solución suele estar en tus manos y no en las mías, pero prometo ayudarte en lo posible y escucharte cuando quieras desahogarte.

 No prometo, hijo, evitarte sufrimientos, no puedo cegarte a la realidad, porque aveces sufrir es necesario para aprender a ser fuerte, pero prometo ofrecerte mi hombro, cuando necesites consuelo.

 No prometo, hijo, darte todo lo que quieras. En todo caso es mejor que aprendas a dar los caprichos y las modas no son importantes pues se olvidan en cuanto se consiguen, pero prometo hacer el mayor esfuerzo para darte lo necesario.

 No prometo, hijo, que serás tú el centro de mi atención, necesito también atender otros asuntos por tu bienestar y el de toda la familia, pero prometo no descuidarte y dedicar un tiempo especial, solo para ti.

 No prometo, hijo, caerte bien en todo momento, a veces no te gustará lo que yo diga o haga, porque tengo la obligación de guiarte por el camino correcto. Pero prometo no maltratarte ni humillarte cuando te corrija. 

No prometo, hijo, que serás un niño mimado, a la larga te haría mucho daño. Pero te prometo que serás mi niño querido.

 No prometo, hijo, estar a tu lado siempre, soy mortal como cualquier humano. Pero pero prometo enseñarte que si existe un Padre que si es eterno a quien podrás acudir siempre que quieras.

 No prometo, hijo, ser una madre perfecta
, pero prometo poner todo mi amor en el intento.


Imprimir esta entrada

No te detengas...ni mires hacia atrás...


Nunca te detengas y no mires atrás, aunque los años pasen volando, como gaviotas en medio de la mar, no te detengas.

 No importa que tu piel se arrugue, y tu pelo se este emblanqueciendo,no te detengas,  no mires hacia atrás.

No dejes que tus fuerzas caigan como hojas secas, ni que te llenen de tristezas, y que otros quieran verte infeliz, no te detengas ni mires hacia atrás.

 Que las horas y los segundos sean días para ti. Sigue adelante, con tu frente en alto, y regala una sonrisa al viento o al cielo, dándole gracias, por estar vivo, pero no te detengas ni mires hacia atrás.

 Si encuentras obstáculos en el camino, tu sabes cómo sobrepasarlos, porque estás vivo, pero no te detengas ni mires hacia atrás.

 Si tus fuerzas te están traicionado, y piensas que no puedes seguir, acuérdate que hay un dios que te puede ayudar, para que llegues al final, pero no te detengas y no mires hacia atrás.

 “LA FUERZA DE VOLUNTAD ES LA QUE NOS MANTIENE, PARA NO DETENERLOS, Y NO MIREMOS HACIA ATRÁS”





Imprimir esta entrada

Los padres enseñamos a nuestros hijos...


Que aprendan que lo más valioso no es lo que tienen en sus vidas, sino a quien tienen en sus vidas

 Que aprendan que "rico" no es el que más tiene, sino el que menos necesita.

 Que aprendan que deben controlar sus actitudes o sus actitudes los controlarán.

 Que aprendan que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente no saben cómo demostrarlo. 

Que aprendan que los grandes sueños no requieren de grandes alas sino de un tren de aterrizaje para lograrlos.

 Que aprendan que no siempre es suficiente ser perdonados por otros, algunas veces deben perdonarse a sí mismos.

 Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte sino producto de decisiones.

 Que aprendan que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.

 Que aprendan que amar y querer no son sinónimos sino antónimos: el quererlo exige todo, el amar lo entrega todo.

 Que aprendan que toma años construir la confianza y sólo segundos destruirla.
Imprimir esta entrada

Cree en ti...


¿Te mantienes sentado en tu cómoda silla viendo pasar la vida sin inmutarte?
 ¿Cuándo dejaste de luchar por tus sueños? Cuándo dejaste de creer en ti?

 LEVÁNTATE Y CAMINA. SI TIENES QUE CREER EN ALGO, CREE EN TI CON TODAS TUS FUERZAS y comienza a luchar por ese sueño que olvidaste un día en el desván de los recuerdos.
 No te lamentes más. No eres el único que has perdido y que has caído diez veces. Lo importante es reconocerlos errores y aprender de ellos.

 Date con un canto en los dientes que puedes intentarlo, que puedes hacer correcciones y continuar tu camino, pero el movimiento se demuestra andando.

 Todo el mundo se cae en el sendero de la vida. Pérdidas, desilusiones,corazones rotos, tropiezos, desdichas, enfermedad imparable y dolor.

Pero si sientes dolor es que estás vivo y si estás vivo.

 ¿TE HAS OLVIDADO DE VIVIR?.

NO esperes más, se vive obsesionado con el pasado y presionado por el futuro,de tal manera que la vida que pasa ahora ante tus ojos, bajo tus pies, te la pierdes en todo su esplendor, con todos los pequeños detalles tan grandiosos.

 ¡TÚ DECIDES!

 No tengas miedo a equivocarte. Seguro que vas a caer, que errarás en tu elección,pero no te puede falta nunca una bocanada de aire fresco para revelarte ante la caída y dar un gran paso adelante, nunca te pueden faltar las ganas y las fuerzas para seguir luchando por tus SUEÑOS.

 ¿Recuerda cual era ese sueño? siempre hay tiempo para recuperarlo, tan sólo tienes que empezar a luchar por él. CREE EN TI.

 Y no te olvides nunca de sonreír a la vida, ya que como decía Chaplin,

 VIVE LA VIDA Y LUCHA AHORA POR TUS SUEÑOS.
CREE EN TUS POSIBILIDADES, EN TU FUERZA, EN TUS VIRTUDES,EN TU VITALIDAD
DÍA QUE NO SONRÍES, DÍA PERDIDO.


Imprimir esta entrada

¿Cómo se mide la vida...?



La vida no se mide anotando puntos, como en un juego.
 La vida no se mide por el número de amigos que tienes, ni por cómo te aceptan los otros.
 No se mide según los planes que tienes para el fin de semana o por si te quedas en casa sólo.
 No se mide según con quién sales, con quién solías salir, ni por el número de personas con quienes has salido, ni por si no has salido nunca con nadie.
 No se mide por las personas que has besado.
 No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.
 No se mide ni por lo guapo ni por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.
 La vida simplemente no es nada de eso.
 La vida se mide según a quién amas y según a quién dañas.
Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.
Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
 Se trata de la amistad, la cual puede usarse como algo sagrado o como un arma.
 Se trata de lo que se dice y lo que se hace y lo que se quiere decir o hacer, sea dañino o benéfico.
 Se trata de los juicios que formulas, por qué los formulas y a quién o contra quién los comentas.
 Se trata de a quién no le haces caso o ignoras adrede.
Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.
 Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.
 Pero por la mayor parte, se trata de sí usas la vida para alimentar el corazón de otros.
 Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida. Hacer un amigo es una gracia.
Tener un amigo es un don. Conservar un amigo es una virtud. Ser un amigo es un honor y un privilegio.

Imprimir esta entrada