El blog Reflexiones y sentimientos está hecho con mucho cariño e ilusión a partir de citas, pensamientos, frases y vivencias. En la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven como meditación ante aquella situación que parecía un problema insalvable, nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos. Mi consejo es invitaros a leer las reflexiones muy poco a poco, incluso sólo una cada vez, para poder saborearlos y asimilar así mejor su enseñanza.

Náyade García

¿Es posible liberarse definitivamente del miedo y del dolor a través del amor?


En el amor, en la convivencia, en la compañía sólo se vive y se desarrolla bien (sin excesivos sobresaltos y sufrimientos) todo aquel futuro que es absorbido, entendido, vivido como alimento y vuelo eterno, sustancia perdurable, sabor o caricia infinita, instante presente...
Únicamente en el amor, en aquella felicidad que sabemos y deseamos conscientemente compartir, asimilamos por entero todo lo que supone dicha, ausencia de miedos...
Y aprendemos (casi siempre tarde) a vernos enteros en la distancia, a mirarnos sin temor ni culpa en la proximidad de amor sin destinatario ni horizonte...
No hay posibilidad de culpas ni reproches en el amor entero. No hay posibilidad de silencios o de paisajes oscuros en esos tiempos de entrega...
El intenso e inconmensurable amor se extiende y crece, alejado de las miserias e imposiciones convencionales, históricas, publicitarias... cuando no tenemos intención alguna de definirlo...
Para amar y seguir viviendo instalados en la sorpresa, en la alegría, en el vértigo, en la innovación.. con renovada y rutilante limpieza y reciprocidad, tener claro que ninguno de los jugadores puede triunfar en tan singular refriega...
El amor es una pacífica guerra, una interminable e incruenta sucesión
infinita y agotadora de batallas. Y no hay armas ni ejércitos. Ni tampoco
hay muertos ni prisioneros, ni heridos. No hay nunca vencedores ni vencidos. Esa es la mayor grandeza del amor o de la eternidad que brota en cada presente...
El amor que anhelamos todos es un juego sencillo, un trabajo lúdico y
científico, una conquista interminable y a la vez tan simple y completa, que no tiene reglas escritas y que necesita, únicamente, la tácita complicidad de los participantes en la ceremonia, así como el despliegue de la imaginación desatada...
Un buen amor necesita, con urgencia, latir lejos de las indiferencias...
Necesita el amor y sus discípulos bañarse en el fuego interminable de unas miradas oceánicas para crecer, crecer y crecer...
Crecer mucho, de forma prodigiosa, para que así no pueda ser el amor
vislumbrado ni apresado nunca por los enemigos del presente y los asesinos de la alegría...
Toda la fuerza fiera e incontrolada de la noche en una mirada. Y las manos abiertas, dispuestas a adornar, a regalar caricias exactas a todos los océanos heridos.
Mis labios cerca de tus montañas, de tu piel llena de nubes y nieve...
Y así el hoy no crecerá herido de palabras.
Y nuestras miradas verán como El mar dice nuestros nombres cada vez que nos miramos...

1 comentario:

  1. GRACIAS POR ESTA PAGINA TAN MARAVILLosa,por sus estupendas frases y reflesiones ,que nos ayudan a sentirnos mejor.

    ResponderEliminar