El blog Reflexiones y sentimientos está hecho con mucho cariño e ilusión a partir de citas, pensamientos, frases y vivencias. En la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven como meditación ante aquella situación que parecía un problema insalvable, nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos. Mi consejo es invitaros a leer las reflexiones muy poco a poco, incluso sólo una cada vez, para poder saborearlos y asimilar así mejor su enseñanza.

Náyade García

Nunca Olvides....


Que tu presencia es un regalo para el mundo.

Tú eres único y sólo hay uno igual a ti.

Tu vida puede ser lo que quieres que ella sea.

Vive los días, apenas uno por cada vez.

Cuenta tus bendiciones, no tus problemas.

Tú los superarás, venga lo que tenga que venir.

Dentro de ti hay muchas respuestas.

Comprende, ten coraje, sé fuerte.

No te pongas límites a ti mismo.

Muchos sueños están esperando para ser realizados.

Las decisiones son muy importantes,

pero deben ser dejadas para el momento adecuado.

Nada consume más la energía que la preocupación.

Cuanto más tiempo se carga un problema,

más pesado se hace, no lleves las cosas tan en serio.

Vive una vida de serenidad, no de arrepentimientos.

Recuerda que un poco de amor dura mucho.

Recuerda que la amistad es una investidura sabia.

Los tesoros de la vida son todas las personas.

Percibe que nunca es demasiado tarde.

Haz cosas simples y de forma simple.

Ten salud, esperanza y felicidad.

Encuentra el tiempo para hacer pedidos a una estrella.

Y nunca jamás olvides, ni por un día siquiera,

Que tú eres especial

Y sonríe Siempre...

Que Dios espera tu sonrisa.



Imprimir esta entrada

EL PRESENTE....


Imagina que existe un banco, que cada mañana acredita en tu cuenta la suma de 86.400 €. No arrastra tu saldo día a día.Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día.¿Qué harías? ¡Retirar hasta el último centavo, por supuesto!

Cada uno de nosotros tiene ese banco.Su nombre es TIEMPO.

Cada mañana, este banco te acredita 86.400 segundos.Cada noche, este banco borra, y da como perdido, cualquier cantidad de ese crédito que no hayas invertido en un buen propósito.Este banco no arrastra saldos, ni permite sobregiros.Cada día te abre una nueva cuenta.Cada noche elimina los saldos del día.Si no usas tus depósitos del día, la pérdida es tuya.No se puede dar marcha atrás.No existen los giros a cuenta del depósito de mañana.Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy.

Invierte de tal manera, de conseguir lo mejor en salud, felicidad y éxito.El reloj sigue su marcha.Consigue lo máximo en el día.

Para entender el valor de un año: pregúntale a algún estudiante que perdió el año de estudios.Para entender el valor de un mes: pregúntale a la madre que alumbró un bebé prematuro.Para entender el valor de una semana: pregúntale al editor de un semanario.Para entender el valor de un día: pregúntale a los amantes que esperan encontrarse.Para entender el valor de una hora: pregúntale a quien debe cuidar a un enfermo.Para entender el valor de un minuto: pregúntale a una persona que perdió el último tren.Para entender el valor de un segundo: pregúntale a una persona que evitó en un instante un accidente.Para entender el valor de una milésima de segundo: pregúntale a la persona que ganó una medalla de oro en las olimpíadas.Atesora cada momento que vivas. Y atesóralo más, si lo compartes con alguien especial.


Ayer es historia.Mañana es misterio. Hoy es una dádiva. Por eso es que se le llama EL PRESENTE.

Imprimir esta entrada

¡Tú puedes! ¡Todos podemos!


Haz como los pájaros: comienza el día cantando.
La música es alimento para el espíritu.
Canta cualquier cosa, canta desafinando, pero canta.
Cantar dilata los pulmones y abre el alma para todo lo bueno que la vida le ofrece.
Si insistes en no cantar, por lo menos escucha mucha música y déjate llevar por ella.

Ríete de la vida, ríete de los problemas, ríete de ti mismo.
La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse de sí misma.
Ríete de las cosas buenas que te suceden.
Ríete abiertamente para que todos se puedan contagiar de tu alegría.

No te dejes abatir por los problemas.
Si procuras convencerte de que estás bien,
vas a terminar convenciéndote de que realmente lo estás,
y cuando menos lo pienses te vas a sentir realmente bien.

El buen humor, así como el mal humor, se contagian.
¿Cuál de ellos vas a escoger?
Si estás de buen humor, las personas a tu alrededor
también lo estarán y eso te dará más fuerza.

Lee cosas positivas.
Lee buenos libros, lee poesía, porque la poesía es el arte de aceitar el alma.
Lee romances, historias de amor, o cualquier cosa
que reavive tus sentimientos más íntimos, y más puros.

Practica algún deporte.
¡El peso de la cabeza es muy grande y tiene que ser contrabalanceado con algo!
Además te vas a sentir bien dispuesto, más animado, más joven.

Encara tus obligaciones con satisfacción.
Es maravilloso disfrutar lo que se hace.
Pon amor en todo lo que está a tu alcance.
Cuando te propongas hacer algo, ¡métete de cabeza!

No dejes escapar las oportunidades que la vida te ofrece, no vuelven.
No eres tú que está pasando, son las oportunidades que dejaste ir.

Ninguna barrera es infranqueable si estás dispuesto a luchar contra ella.
Si tus propósitos son positivos, nada podrá detenerlos.
No dejes que tus problemas se acumulen, resuélvelos lo antes posible.

Habla, conversa, explica, discute y perdona: el silencio mata.
Exterioriza todo, deja que las personas sepan que las estimas,
que las amas, que las necesitas.
¡Amar no es vergüenza, por el contrario, es lindo!

Vuelve a las cosas puras, dedícate a la naturaleza.
Cultiva tu interior y ella hará que brote belleza de todos tus poros.

No seas aburrido... ¡Tú puedes! ¡Todos podemos!
Entonces ... ¡¡¡Vamos!!!

¡VIVE MEJOR!

Si alguien te busca...




Con frío... es porque tienes calor

Con alegría... es porque tienes una sonrisa

Con lágrimas... es porque tienes un pañuelo

Con versos es... porque tienes la música

Con dolor es... porque tienes el remedio

Con palabras es...porque sabes oír

Con hambre es... porque tienes el alimento

Con dudas... es porque sabes el camino

Pidiendo limosna... es porque tienes más que Él

Con desanimo... es porque tienes la realidad

Desesperado. .. es porque tienes la serenidad

Con entusiasmo.. . es porque tienes el brillo

Con secretos... es porque tienes su confianza

Con tumultos... es porque tienes las respuestas

Con confianza... es porque te la haz ganado

Con miedo... es porque tienes el amor

Nadie llega por accidente o casualidad a Ti!!

Anonimo

A b c d e f g ......


Agradece a Dios el habernos regalado las personas con las que convivimos.
Busca el bien común por encima de los intereses personales .
Dar lo mejor de uno mismo, poniéndose siempre al servicio de los otros.
Estima a los otros sabiendo reconocer sus capacidades.
Facilita las cosas dando soluciones y no creando más problemas .
Gana la confianza de los otros compartiendo con ellos sus preocupaciones .
Hereda la capacidad de aquellos que saben ser sinceros con valentía y respeto .
Intercede por los otros a Dios, antes de hablarle de nuestras cosas.
Juzgar a los otros por lo que son, no por lo que tienen ni por lo que aparentan.
Limita las ansias personales frente a las necesidades del grupo.
Llenate con lo mejor que uno encuentra en el camino de la vida.
Media entre los compañeros que no se entienden.
Necesita de los otros sin ningún prejuicio .
Olvida el miedo al qué dirán dependiendo de la opinión de los demás.
Preocúpate por los más débiles o más necesitados.
Quiere siempre el bien de las personas .
Respeta las opiniones de los demás, los derechos de las personas y de los animales.
Sal al encuentro del otro, no esperando que él dé el primer paso.
Tolera los defectos y límites propios y ajenos con sentido del humor .
Unámonos todos para vivir en paz y armonía .
Valorare con realismo sin creerse superior a los demás.
X es una incógnita que invita a la búsqueda constante de la verdad con mayúscula .
Yuxtapón ilusiones y esperanzas, trabajos y esfuerzos por crear fraternidad.
Zambullete sin miedo en el nuevo día que Dios regala cada mañana.


Imprimir esta entrada

Bambú japonés...



No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada, abonándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad,
no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad,
este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces
que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana,
muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones
estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.

Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que "en tanto no bajemos los brazos" ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo, dentro nuestro…

Estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente
creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito
cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes...
quizá sólo estés echando raíces...



AVE DEL ALMA...



Al llegar a este mundo, me dijeron:
todo es un sueño vuela, vuela anda a volar! eres un ave de paso, tan solo un instante aquí, en este mundo y volverás y entonces...

Empecé a volar, por este mundo, tan real pero recordando que me habían dicho que todo es un sueño aún siendo real y entonces no entendía y a veces, no sabía si estaba navegando o si estaba volando ave en vuelo soy.

Cuando duermo vivo, cuando vivo duermo y es todo un sueño, más que un sueño, eso es todo ! y entonces encuentro que deseo despertar y vivir y sentir y en todo amar allá en mi hogar,que ahora busco y digo: a donde estará?

Mientras sigo volando y en mi vuelo encuentro suaves cantos que envuelven mis lágrimas y la brisa que acaricia mis plumas porque cuando un ave vuela, a veces llora, a veces sufre, a veces duele.

Sin embargo... un ave en vuelo eterno sabe transformar todas las lágrimas en luz
y todo el dolor en alegría, y todo el sufrimiento en aprendizaje para volar más todavía.

Soy un ave de luz y extiendo mis alas que son muy grandes suaves, radiantes, bellas... OH! no soy de aquí, no puedes imaginar mis alas.

Al aletear mueve corazones allá abajo si tienen mis alas, ese don:... de mover amor! y veo que los seres sin alas no saben que hacer con un corazón, con una brisa de amor...

Simplemente sigo volando no entiendo este mundo! y amorosamente extiendo mis alas
tocando las nubes, tratando de solo sentir el amor, allá abajo, pero pido,llamo, busco.

Miro más allá del sol, busco mi hogar y deseo estar en mi hogar vuelo una cima y cuantas más, estoy deseando tan solo estar donde no hay más,tan solo HOGAR .

Recojo mis alas, desciendo y me detengo acaso un beso del alma toca mi luz entonces despierto y este sueño, este vuelo se desvanece, descubro mis plumas azules así, llegué a este mundo, si recuerdas de tus alas azules entonces dirige el vuelo ave del alma...

Vamos a continuar este viaje y así, mover más corazones porque allá abajo lo necesitan, allá, en donde no tienen alas, siento que gritan por paz, gritan por amor, yo trato con mis alas de mover más paz y más amor pero juntos,
Ave de mi alma, podemos multiplicar amor!!!

El secreto está en las ganas...


Posiblemente muchas de las cosas que conseguimos en la vida tengan más que ver con las ganas y el empeño que le ponemos a lo que hacemos que con la suerte. Mientras nos lamentamos de la mala suerte que tenemos, estamos perdiendo el tiempo sin pensar que quizás el secreto está en las ganas.
Con ilusión y trabajo podemos conseguir muchos de nuestros sueños. Quizás esa sea la mejor fórmula mágica…

 “¡Qué mala suerte tengo!, ¡las cosas siempre le salen a los demás!; ¿Qué quieren un trabajo? lo consiguen; Que no estudian, pues aprueban. A mí nunca me pasa eso, yo tengo una mala suerte que nunca me sale nada como quiero. Ya estoy harta, estoy cansada de que todo siempre vaya en mi contra. ¿Por qué me pasa esto a mí?”, ¿por qué el mundo está tan mal repartido y la mala suerte siempre me la llevo yo?

Quizás el secreto no está en la suerte. Quizá el secreto está en las ganas.” ¿Te suena este discurso?, ¿te sientes identificado? ¿Incluso ahora te estás riendo porque dices: ¡es justo lo que digo yo cuando lo veo todo negro y me invado de pensamientos negativos que no me llevan a ninguna parte!?

 Quizás no vayas por el camino correcto y no estés viendo las cosas como son. Lamentarte y regodearte en los aspectos negativos no te sirve de mucho. A lo mejor necesitas un poco de claridad en ese túnel oscuro en el que te has metido.

Quizás el secreto está en las ganas. Cualquier cosa se puede conseguir, incluso tocar el cielo con las manos. Y es que no existen los obstáculos si tenemos ganas e ilusión. No hay obstáculos insalvables si tenemos ganas y se la contagiamos a los demás.

 Muchas veces creemos que detrás de las buenas cosas que le ocurren a los demás solo ha habido un golpe de suerte, que la fortuna ha estado de su parte. Puede que una parte sí, ahí lo dejamos… pero no todo, eso sí que es seguro. Si ponemos ejemplos como que nos toque la lotería, seguro que de nada nos va a servir pensar que con ganas y esfuerzo se consiguen las cosas; pero eso son rayas en el agua.

Sin embargo hay muchas cosas que dependen de nosotros o al menos en buena parte. Por eso, ¿por qué no empezamos a construir nuestros sueños poniendo como cimientos las ganas?

 Un poco más de persistencia, un poco más de esfuerzo, y lo que parecía irremediablemente un fracaso puede convertirse en un éxito glorioso.

 Las ganas, la pasión, la motivación son elementos esenciales para la persecución de nuestros sueños. Los triunfos y las victorias no vienen por golpes de suerte, sino por una dedicación impregnada de constancia y esfuerzo.