El blog Reflexiones y sentimientos está hecho con mucho cariño e ilusión a partir de citas, pensamientos, frases y vivencias. En la mayoría de las ocasiones las reflexiones nos sirven como meditación ante aquella situación que parecía un problema insalvable, nos hacen más conscientes de que las cosas además de ser como son también dependen de cómo las vivimos. Mi consejo es invitaros a leer las reflexiones muy poco a poco, incluso sólo una cada vez, para poder saborearlos y asimilar así mejor su enseñanza.

Náyade García

Ser mujer...


Las mujeres siempre estamos llenas de sueños, ilusiones, pasiones y esperanzas… Pero hay que reconocer que también nos llevamos muchos disgustos, desilusiones y quebrantos del corazón… Ser mujer es emocionante, cada día está llena de nuevas oportunidades, aprendemos de todas nuestras experiencias, crecemos, maduramos y aprendemos a valorarnos más por lo que somos: mujeres valiosas.

 Como mujeres, siempre estamos llenas de sueños y emociones… pero también de desilusiones y decepciones. Pese a ello, siempre logramos seguir adelante, aprender de nuestros errores y equivocarnos cada vez menos. Con el tiempo, miramos atrás y vemos que hemos aprendido a amar, que ya no permitimos que las malas experiencias sigan acabando con nuestra vida, hacemos frente a los malos amores sabiendo que no podemos cambiar a las personas, lo cual no nos importa porque lo que sí podemos cambiar es a nosotras mismas, lo cual es incluso mejor.

 ¡Podemos cambiar y ser mejores todavía! 

 Claro que sí, como todas las cosas de la vida, cambian los gustos, la manera de ver las cosas, escogemos mejor, nos equivocamos menos, amamos más, lloramos menos, reímos más, soñamos más y también hacemos esos sueños realidades.

 Lo que no podemos cambiar, lo dejamos; ya no luchamos contra la corriente, seguimos adelante con todos nuestros aciertos y errores porque sólo así vamos aprendiendo a convivir con todos los cambios que año tras año vemos en nuestras vidas.

 -Todo puede cambiar, pero lo nunca cambiará serán nuestros sueños, ilusiones y metas- Y eso es la vida de la mujer, un constante cambio, un año se va con todas sus tristezas y alegrías, pero viene otro para hacerlo como mejor nos parezca, cada año es una enseñanza, cada caída un aprendizaje y cada amor una nueva ilusión.

 Nunca dejes al azar tu destino, busca el amor, busca a las personas que de alguna manera ya son parte de tu vida. Sé feliz, completamente feliz, porque a la hora de la verdad es lo único que importa.

 Perdona y serás perdonada, eso está escrito y también el perdón te hace libre. Que los demás no lo hagan es algo que no te debe importar, lo valioso está dentro de ti, de tu corazón y allí sólo mandas tú.

 ¡Vive con mucha emoción: eres mujer, y si te lo propones todo puede cambiar a mejor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario